Bernardo Atxaga

Nació en Asteasu (Guipuzkoa). Es miembro de la Real Academia de la Lengua Vasca-Euskaltzaindia, y ante todo, un apasionado de la literatura que ha demostrado que se puede ser universal escribiendo en euskera, una lengua antiquísima; es la lengua de Euskal Herria. Es el escritor en euskera más traducido y premiado de todos los tiempos.

escritorio1.jpg

Tiene el Premio Nacional de Narrativa en 1989, tres premios Euskadi, premio de la Crítica Española en cinco ocasiones y ha estado incluído en programas universitarios internacionales y en el listado de autores imprescindibles del S.XXI.

Su obra abarca cuento, novela, poesía y ensayo. Entre sus obras quiero destacar: “Obabakoak”, “Memorias de una vaca”, “El hijo del acordeonista”, que me ha gustado mucho, y “Lekuak”, un intento de quebrar un discurso monológico (sea nacionalista o no), de mostrar su rechazo a la violencia y su apuesta sobre el diálogo y la vida. Siempre ha buscado el contacto directo con el público, con lecturas poéticas, recitales y espectáculos, que le han servido para escritor2.gifrevalidar su buena acogida entre los lectores vascos.

Su majejo del mundo interior, convirtieron a Bernardo Atxaga en un excelente e inevitable referencia de la expresividad y la solidez del euskera como lengua culta. La escritor2.giftransparencia de su estilo y la sencillez de su argumentos lo configuran como uno de los creadores de mayor hondura y originalidad en el panorama hispánico actual.

Eva García Sáenz de Urturi

Nació en Vitoria el 1972. Licenciada en óptica y optometría. Es una novelista muy actual.

Las editoriales con las que se puso en contacto no le dieron respuesta y decidió publicar en 2012 “La saga de los longevos” vía Amazon.com, donde se dio a conocer y su primera novela se convirtió en un fenómeno literario. Una inyección de ánimo para los autores noveles que intentan lo mismo.Escritorio

He leído “El silencio de la ciudad Blanca”, la primera novela de una trilogía. Un famoso arqueólogo es acusado y encarcelado por unos horríbles crímenes. Cuando está a punto de salir, los crímenes se reanudan siguiendo un ritual: siempre son parejas, acariciándose; al lado han colocado un eguzkilore; aparecen en lugares importantes de la ciudad y las víctimas siguen una serie en que su edad acaba en 0-5 años.

Es una novela limpia de sangre y de escenarios escabrosos a la hora de presentar los descarga.jpgescritoriocrímenes, donde la búsqueda del criminal se eterniza en pistas y teorías falsas, estilo a las novelas del sueco Larsson. El inspector Unai López de Ayala, que investiga los crímenes, es experto en perfiles criminales.

Para los residentes en Vitoria-Gasteiz y provincia, y para los que disfrutan de una lectura pausada, sin prisas por acabar la novela.