El Surrealismo (1)

No he tenido muy claro los movimientos literarios del S. XX y me he puesto a indagar. Haré un comentario por si alguien está igual que yo; sin ánimo de dar una clase.

Según una definición sencilla: “El surrealismo es un movimiento literario y artístico que busca trascender lo real a partir del impulso psíquico de lo imaginario y lo irracional”. Y según André Bretón, su impulsor, el surrealismo es un medio para reunir el reino consciente con el inconsciente. De esta  manera será posible unir el mundo racional con el de los sueños y las fantasías en una realidad absoluta o surrealidad.

Nació en contraposición al Dadaísmo, en Francia, y floreció en Europa entre las dos Guerras Mundiales. Los surrealistas se interesaron en fundar un movimiento que liberara al arte de las limitaciones que tenía. Buscaba realizar cambios extremos de forma positiva y creativa. A pesar de que se oponían al órden político de la época, sus intereses eran de naturaleza artística, no política. 

Este movimiento pretendía liberar las personas en el ámbito psicológico y espiritual. Sin embargo, la II Guerra Nundial estalló y tomó a los escritores surrealistas como parte de su blanco político y militar. Por este motivo, durante el nacimiento y desarrollo del nazismo y el fascismo, los surrealistas tuvieron que exiliarse a América. Este hecho permitió que sus ideas se extendieran por este continente. Aunque el movimiento en sí mismo terminó, el surrealismo pervive en muchas creaciones literarias posteriores. Sus ideas y técnicas poéticas siguen siendo empleadas aún en la actualidad.

Pablo Neruda

¿Quién no se ha emocionado al leer el poema 20 de: “20 poemas de amor y una canción deseperada” de Pablo Neruda? Los leí en la biblioteca del colegio y, como no podía comprarme el libro y me habían gustado tanto, los escribí en una Hispano Olivetti y los Pablo N.1.jpggrapé. Todavía los tengo en mi biblioteca. Permitidme que entresaque unos versos:

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.

La besé tantas veces bajo el cielo infinito.Pablo N.2.jpg

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Pablo Neruda es un poeta chileno galardonado con el Premio Nacional de Literatura y Premio Nóvel de Literatura.

También fue diplomático, oficio que ejerció en España en tiempos de la Guerra del 36.

Su producció es extensa. Cito alguna de sus obras poéticas: “Crepusculario”, “Los versos del capitán”, “Tentativa del hombre infinito”, “Cien sonetos de amor”, “Canto general”. “Confieso que he vivido” es biográfico.

Javier Marías

Nació en Madrid en 1951. Pasó su infancia en Estados Unidos donde su padre, encarcelado y represaliado por el régimen de Franco, era profesor de Universidad. Allí Javier Marías2.jpgvivió rodeado de escritores y poetas como Vladimir Nabokok o Jorge Guillén. A su regreso a España se licenció en Filosofía y Letras.

Envuelto en este ambiente literario no es de extrañar que le publicaran su primer cuento, a los quince años, en El Noticiero Universal de Barcelona. Lo que quiero destacar es que, lo óptimo para llegar a ser un escritor de altura como él, es: empezar joven y dedicarse a jornada completa. Una pena que yo no lo haya podido hacer así, pero el tiempo no vuelve.

El ser un escritor infatigable, ensayista y traductor, le llevó a obtener numerosos premiosctb25-ed-conm.jpgJavier Marías.jpg y traducido a 40 idiomas. Yo he leído sólo dos de sus libros: “Corazón tan blanco” y “Mañana en la batalla piensa en mí”. Su estilo me fascinó y absorbió todo mi tiempo y mi pensamiento. Ahora he decidido leer su trilogía: “Tu rostro mañana”. Su obra es tan extensa que no me caben todos sus títulos.

 

Gabriel Celaya

En la década de los setenta me aficioné a la poesía social. Al que más leí fue a este poeta vasco, de Hernani, nacido en 1911. Me identifiqué con él porque yo también trabajaba en la industria y vivía en un barrio obrero de Barcelona. Hoy en día quizás no tenga tanto tirón esa poesía no estilista y con mensaje, que pretendía transformar el mundo y que defendió Celaya. De esta época tengo una poesía copiada, no sabría decir ahora de qué libro, titulada La poesía es un arma cargada de futuro, de la que extarigo una estrofa:

                                            Maldigo la poesía concebida como un lujo

celaya.1.jpgcultural para los neutrales

que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.

Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Poeta de la generación literaria de la postguerra, fue el representante más destacado de la que se denominó poesía comprometida o poesía social. En 1946 fundó en Donostia la colección de poesía Norte, que pretendía hacer de puente entre la poesía de la Generación del 27, la del exilio y la europea. Ese año publicó:”Tentativas”, poesía de carácter existencialista. En los años cincuenta se integra a la estética del compromiso con sus libros: “Lo demás es el silencio” y “Cantos íberos”. Ambos, excelentes. Cito algunos más: “Las cosas como son”, “Las cartas boca arriba”, “Poesía urgente”, “Rapsodia euskara” y “De claro en claro”, con el que ganó el Premio de la Crítica.

En 1986 fue galardonado con el Premio Nacional de las Letras Españolas. Murió en Madrid el 1991.

Celaya2.jpg

Luis Cernuda

Poeta sevillano. Hijo de militar, se educó en un ambiente de rigidez e intransigentes principios. Estudió Derecho en la Universidad de Sevilla. Allí conoció a Pedro Salinas. En los años 20 se trasladó a Madrid, donde entró en los ambientes literarios de lo que después se llamará la Generación del 27 de la que formaría parte. Su descontento con el mundo y su rebeldía se deben a su condición de homosexual y la consiguiente marginación.

Me ha gustado el retazo de un poema que dedicó a García Lorca cuando murió:

Cernuda1.jpg

Por eso te mataron, porque eras

verdor en nuestra tierra árida

y azul en nuestro oscuro aire.

Su primera obra: “Perfil del aire”, está en la línea de la poesía pura. “Donde habita el olvido” es un libro desgarrador por la sinceridad con la que aborda el fracaso amoroso. Destaco también: “Los placeres prohibidos”.

Cernuda2.jpg

Su poesía evita el énfasis formal y busca lo indefinible, lo aéreo. Por eso huye de la estrofa y la rima, y cuando utiliza alguna, es la asonante, que es la que ofrece más libertad. Se centra en la experiencia humana. Canta el choque entre el deseo y la realidad, que deja al poeta sólo el consuelo del recuerdo y unos pocos instantes de gozo intemporal.

Almudena Grandes

¿Quién no ha oído nunca hablar de esta gran escritora madrileña? Novelista prolífica, desde:”Las edades de Lulú”, XI premio de la Sonrisa Vertical, “Castillos de cartón”, que me encantó, “Malena es nombre de tango”…, hasta la serie de novelas, basada en hechos históricos, bajo el título: “Episodios de una guerra interminable”. Almudena toma un episodio de la Guerra Civil y profundiza en los personajes y sus circunstancias, siempre desde un punto de vista crítico y, a mi parecer, objetivo. “Inés y la alegría”, “El lector de Julio Verne”, “Las tres bodas de Manolita”, “Los besos en el pan” y “Los pacientes del doctor García” son los libros publicados y seguirá hasta nueve que tiene planificado, creo.

descarga.jpgescritorio.jpg                                          descarga.jpgescritorio3.jpg

Almudena Grandes ha coleccionado muchos premios: el de la Fundación Lara, el de los Libreros de Madrid y de Sevilla, Premio de la Crítica… Lo mejor de su pluma es que mantiene el interés desde el principio, que su lectura es amena y fácil de leer, con un estilo directo que llega al lector.

Recomiendo meter dentro del cesto que nos llevamos a la playa una novela suya, aunque nos pese un poco más.

Federico García Lorca

He escuchado recitar a Luis del Olmo un poema de Antonio Machado dedicado a García Lorca con motivo de su fusilamiento … en Granada. En su Granada. 

Merece mucho la pena leer la poesía de García Lorca porque la sensibilidad que despren

descarga.jpgG.Lorca.jpg

de, te llega. Yo he gozado con ese juego de palabras que utiliza, su colorido,  música, metáforas y su mensaje, siempre con un trasfondo social. Es bueno deleitarse leyendo el Romancero gitano, Poeta en Nueva York, Poema del cante jondo… Tiene tan buena poesía que no cabe toda en un folio, ni en la memoria.

Y si lo que se prefiere es el teatro, Bodas de sangre, La casa de Bernarda Alba o Mariana Pineda, por no citar más, nos transportará a la España de la primera mitad del siglo pasado para mostrarnos las costumbres y forma de pensar de entonces. Al leer su teatro me recuerda a Alejandero Casona, que dejó escuela, y Federico puede ser uno de sus discípulos.G.Lorca.png

Federico García Lorca no deja indiferente a nadie. Hay que tomar partido: o te apasiona o lo rechazas. A mí me apasiona.

Eva García Sáenz de Urturi

Nació en Vitoria el 1972. Licenciada en óptica y optometría. Es una novelista muy actual.

Las editoriales con las que se puso en contacto no le dieron respuesta y decidió publicar en 2012 “La saga de los longevos” vía Amazon.com, donde se dio a conocer y su primera novela se convirtió en un fenómeno literario. Una inyección de ánimo para los autores noveles que intentan lo mismo.Escritorio

He leído “El silencio de la ciudad Blanca”, la primera novela de una trilogía. Un famoso arqueólogo es acusado y encarcelado por unos horríbles crímenes. Cuando está a punto de salir, los crímenes se reanudan siguiendo un ritual: siempre son parejas, acariciándose; al lado han colocado un eguzkilore; aparecen en lugares importantes de la ciudad y las víctimas siguen una serie en que su edad acaba en 0-5 años.

Es una novela limpia de sangre y de escenarios escabrosos a la hora de presentar los descarga.jpgescritoriocrímenes, donde la búsqueda del criminal se eterniza en pistas y teorías falsas, estilo a las novelas del sueco Larsson. El inspector Unai López de Ayala, que investiga los crímenes, es experto en perfiles criminales.

Para los residentes en Vitoria-Gasteiz y provincia, y para los que disfrutan de una lectura pausada, sin prisas por acabar la novela.

Miguel Hernández

Ayer escuché en TV a un joven que escribía poesías, les ponía música y las cantaba acompañado con la guitarra. Decía que su poesía era sencilla y por eso llegaba bien a la juventud. Al escucharlo, me acordé de Miguel Hernández, a quién le gustaba leer poesía mientras hacía de pastor y que después escribió esos poemas tan bellos y tan dolorosos a la vez.

Nhernandez_miguel_2.JPGo sabría qué título destacar de él, si Perito en lunas, El rayo que no cesa, Cancionero y romance de ausencias… Al igual que sus poemas. ¿Cuál elegiría? ¿Vientos del pueblo me llevan, Nanas de la cebolla, Canción última, Elegía a Ramón Sije…? A propósito de éste último, quiero hacer referencia a la gran amistad que existió entre ellos a pesar de su distante ideología política. ¿Qué es lo que les unió? Su gran interés por la poesía.

Las poesías de Miguel Hernández son duras como la realidad misma que le tocó vivir en tiempos de guerra. Son  desgarradores, hay mucha sangre…, pero a la vez, y por contradictorio que parezca, serena.

ANTONIO MACHADO

Antonio Machado, para mí, es un poeta excepcional. Lo que más valoro de él, es la profundidad de su pensamiento y su proyección social.

imagesCaminante son tus huellas

el camino y nada más.

Caminante no hay camino

se hace camino al andar.

 

Recordaba estos versos cuando estuve ante su tumba en el cementerio de Coliure, llena de flores y rodeada de banderas republicanas. Emocionado, pensé en su exilio voluntario, en su sufrimiento por la suerte que correría España, privada de libertades y en su muerte a los pocos meses de llegar a Francia.

Referencia:

Alonso, Monique (1985). Antonio Machado poeta en el exilio. Barcelona: Anthropos.