El Surrealismo (2)

Los artífices del surrealismo en Europa fueron: André Breton, Louis Aragon y Philippe Soupault.

En España, el surrealismo influyó sobre todo en los poetas de la Generación del 27.

García Lorca, en su “Poeta en Nueva York” utiliza la técnica surrealista, 1º para expresar la angustia que le produce la cultura urbana, materialista, que ha envilecido el amor y degradado la naturaleza; 2º para lanzar un grito de protesta contra ella.

Vicente Aleixandre escribe: “Espadas como labios”,”Pasión de la tierra”, “Sombra del paraíso” y “La destrucción o el amor”. Esta última es donde el surrealismo le proporciona gran libertad de expresión y la elección de los materiales poéticos. Es un canto total a la naturaleza, a la fuerza y al anhelo por llegar a la comunión total con el universo.

Rafael Alberti publica, entre otros: “Sermones y moradas” y “Sobre los ángeles”. Este último es un poemario escrito en verso libre, lleno de imágenes duras y violentas que dan una visión onírica e infernal del mundo.

Luis Cernuda encuentra en el surrealismo un vehículo de expresión muy apropiado para transmitir su descontento con el mundo y su rebeldía ante él. Publica “Un río, un amor”, pero el más representativo es “Los placeres prohibidos”.

Miguel Hernández publica “El rayo que no cesa”, en el que destaca su “Elegía a Ramón Sijé”, y más tarde, “Viento del pueblo”.